Precio mortero ignífugo

Cuando hablamos de velar por la más estricta seguridad en un edificio frente a la amenaza del fuego, no se debe escatimar en costes. No obstante, el precio del mortero ignífugo tampoco debe resultar un obstáculo para poder realizar la inversión necesaria a la hora de proteger una estructura y potenciar la seguridad ante un posible incendio. Contando con Protecciones Ignífugas del Centro no solo tendrá acceso al suministro que necesite de aquella solución ignífuga que más convenga en el caso de sus instalaciones –puesto que comercializamos diversas opciones para consolidarnos como un proveedor versátil en este ámbito fundamental– sino que además contará con todo el buen hacer de un equipo de técnicos especializados en la materia, encargados tanto de la comercialización como de la aplicación precisa de estos materiales in situ.

Precio mortero ignifugo

Le proporcionamos un buen precio de mortero ignífugo para un servicio experto

Nuestro equipo sabrá presentarle un presupuesto de mortero ignífugo ajustado a sus requisitos o bien recomendarle otros productos que puedan cumplir con lo que exigen las normativas y proporcionar una protección satisfactoria de acuerdo con las características de las superficies a ignifugar. Disponemos de mortero de lana de roca y también de vermiculita. Tenga presente que a través de PIC tiene acceso igualmente a soluciones eficaces en determinados trabajos, como el sellado o la pintura intumescente con un precio siempre competitivo.

Una vez seleccionada y acordada la solución ideal con el asesoramiento de nuestro equipo, estaremos preparados para realizar su aplicación minuciosa a cargo de técnicos especializados. Con nuestros morteros conseguimos desplegar una notable protección adicional en forjados colaborantes, de hormigón o de ladrillo, así como en estructuras metálicas, con la posibilidad de alcanzar resistencias al fuego de hasta 240 minutos, siempre en función de las circunstancias. Confíe en PIC para cumplir con los requisitos normativos establecidos y gozar de un poco más de tranquilidad en lo que al fuego se refiere.